Testimonios

Ya no soy la de antes

Todo empezó en 2017 cuando me realizo mi mamografía anual y me dicen que tengo un tumor benigno, le insistí a la ginecóloga de si me tenía que preocupar por lo de mi madre (justamente estaba recién operada de un cáncer de mama in situ y muy incipiente) y me dijo que no, que tranquila. Curiosamente a la renovación de la póliza me llega carta (esa que nunca envían) con la cuota anual para el siguiente año, y resulta que la suben al doble. Así que no la renuevo ya que estoy en paro y no tengo perspectivas de trabajo.

En septiembre de 2018 encuentro trabajo, por fin, y en enero 2019 me hago póliza de salud (una muy básica para mis revisiones). Así que a finales de junio de 2019 me fui a realizar la revisión ginecológica.

El día 2 de Julio tengo la mamografía y al salir me hacen esperar por si la doctora necesita realizar una ecografía, ilusa de mí no sospeché nada, me hacen entrar para la ecografía y allí empezó la pesadilla…la doctora empezó a decir que aquello no era bueno que en 2017 ya se veía en la mamografía que le llevé, la doctora estaba histérica, me hizo salir y esperar en el vestuario, me hizo entrar y volvió a realizar ecografía…entré y salí 3 veces del consultorio de la eco. Era la mama y la axila (tres ganglios). Imaginaros la situación de impotencia y nervios, sin mencionar la palabra tabú, yo ya sabía que eso era cáncer de mama y encima desde hacía 2 años o más. La última vez que entré en el consultorio me dijo que me lo tenía que biopsiar, la sorpresa final fue que la punción mamaria me entraba por la mutua, pero la punción axilar no. Así que después de estar intentando varias alternativas que no funcionaron, finalmente me dijo que me iba a pedir derivación al hospital público en el que trabajaba (que justamente es el que me corresponde por domicilio). Al salir me pidió mis datos y teléfono porque quedó en llamarme y programarme las biopsias (biopsias que me realizó ella personalmente) al cabo de 2 días, fueron 2 días sin dormir y sin apenas comer. El día de la biopsia la doctora me dijo que estuviera tranquila que me iban a llevar en un hospital de referencia a nivel mundial y que lo que tuviera me lo iban a solucionar. Así que cuando fui a la primera visita al cirujano del hospital ya estaba pendiente del resultado de la biopsia. Mi doctora de familia me dijo que ellos no van tan rápido y que tuve mucha suerte.

Pues sí tuve mucha SUERTE de encontrarme ese día con la Dra. Neus C.R. porque gracias a ella estoy viva, tenía pensado ir personalmente, pero con el COVID es imposible.

Desde el día 2 de Julio todo fue volando, visitas médicas (2 con cirujano y 1 con oncóloga), pruebas…el 6 de agosto empecé la quimioterapia (4 rojas cada 21 días y 12 taxol semanal), en enero finalmente me realizaron una tumorectomía y linfadenectomía (extirparon 10 ganglios) ya que quedaron 2 ganglios con micro metástasis. Y 25 sesiones de radioterapia en mama, axila y ganglios clavícula.

Y aquí estoy acabando de recuperar mi cuerpo, cambiando, evolucionando… porque ya no soy la de antes del diagnóstico y con esto no quiero decir que sea ni mejor ni peor, simplemente soy diferente, veo la vida de forma diferente y lo que me acontece lo valoro de forma diferente, intento ser feliz (más feliz que antes) y valorar pequeños detalles y disfrutar de cada instante de la vida. Y eso es así porque durante todo el proceso he aprendido a gestionar mi estado tanto físico como emocional y cuando todos mis tratamientos acabaron me di cuenta de lo lejos que he llegado y lo fuerte que he sido y que sin darme cuenta he desarrollado una nueva cualidad que yo misma no sabía tener y se llama RESILENCIA.

Mi diagnostico Carcinoma Ductal Infiltrante Luminal IIB grado 2 (asintomática)

Amigas y compañeras, VIVE cada minuto y disfrútalo… CARPE DIEM.


Si quieres saber más de Cristina, puedes visitar su Instagram: https://www.instagram.com/criscri_bcn/

Tal vez te gustaría..