Testimonios

Un día a la vez. Lorena Llano

A veces, tenemos que hacer un alto en el camino y apreciar cuánto valemos, esto nos da la entereza para caminar pisando fuerte y valorando cada respiro que damos.

Dejé pasar muchos momentos viviendo de prisa, compitiendo con el reloj, agobiándome, preocupándome por cosas insignificantes, etc…, que se me olvidó vivir, olvidé que existía. Olvidé que debía quererme, cuidarme y que soy demasiado importante para mi y para quienes me aman. Cuando me di cuenta que algo no estaba bien con mi cuerpo, ya era tarde para retroceder el tiempo. Tuve que pasar todo esto para entender que la vida es una, que debemos vivir cada segundo a plenitud y que cada aprendizaje es una lección de vida en cada uno de nosotros. Mi nombre es Lorena LLano, tengo 53 años, Colombiana, soy hija, madre y esposa. Vivo actualmente en Miami desde hace 23 años.

Empecé con un hormigueo en la manos y los pies en Octubre 30, 2018. Escuché mi cuerpo y pedí cita inmediatamente con mi internista porque no me sentía YO misma.  Me ordenó una serie de exámenes de laboratorio, una mamografía (5 meses antes de mi rutina habitual afortunadamente). Comencé mis chequeos el 14 de Noviembre de 2018, sometiéndome a una serie de exámenes de diagnóstico, mamografias, ultrasonidos, resonancias magnéticas durante esos días y biopsias, ‪el 26 de Diciembre de ese mismo año recibí una llamada dándome el inesperado diagnóstico, desafortunadamente estaba sola, escuché 3 veces la palabra CÁNCER, no recuerdo nada más… Una noticia que nunca quisiéramos escuchar y tampoco pensamos que nos va a tocar, una época bastante difícil por todo esto que estaba viviendo y disfrutando poco o nada de la Navidad y Año Nuevo. Sumado a esto, los médicos estaban de vacaciones y pase tiempo sin poder lograr una cita pronto. Fueron momentos muy complicados de asimilar que cambió mi vida y la de mi familia en un segundo. En ese primer instante relacioné: Cáncer = Muerte. Lloré por 4 días seguidos sin parar, días sin dormir, dolor, tristeza, zozobra, incertidumbre mientras se llegaba el momento de mi cita con el oncólogo.

Finalmente, llegó ese tan esperado día: Enero 9, 2019. Recibí su diagnóstico personalmente: Carcinoma Ductal Invasivo y Carcinoma Ductal in SITU de tipo hormonal.

Con el pasar de los días, entre más claridad iba teniendo y mayor información iba recibiendo por parte de mi equipo médico en el que siempre he confiado, mis miedos, angustias y temores  fueron desapareciendo poco a poco hasta que llegué a alcanzar una paz absoluta que yo misma me admiraba. Después de un tiempo, acepté mi condición, solté, y entregué todo de mí para someterme a lo que fuera necesario por mi salud y por mi vida.

Comprendí que debía vivir un día a la vez llenándome de ganas de luchar y mucha entereza para avanzar al siguiente paso que sabía no iba a ser nada fácil.

El 19 de Febrero del 2019, fue mi primera cirugía: Mastectomia doble con reconstrucción el mismo día, fue una cirugía muy larga; y el 11 de Diciembre del 2019 mi segunda reconstrucción.

Actualmente estoy bajo Tamoxifen de 20mg por 10 años. Cada día que me tomo esta pastilla lo hago con amor y hoy mi cuerpo la ha recibido bastante bien a pesar de los efectos secundarios que en algunas mujeres puede causar. Logré buscar un equilibrio emocional entendiendo que entre más paz tuviera mi mente y mi cuerpo mi recuperación sería más fácil y saludable.


Con el tiempo entendí que mi vida no terminó acá, al contrario, volví a re-nacer convencida que tengo una misión por cumplir, mucho por hacer, por crear, por descubrir y la empecé a disfrutar día a día llenándome de grandes vivencias, aprendizajes, crecimiento y mucho fortalecimiento.

Hoy, después de dos años de mi diagnóstico, estoy realizando mis sueños, visualizando mi misión en la tierra, ofreciendo apoyo y soporte a quien lo necesite 24/7.

He plasmado mi vivencia durante todo este caminar y he enfocado mi futuro diseñando una camiseta con amor y dedicación para todas las mujeres que estamos expuestas a esta condición. Muchas lágrimas y emociones puestas en ella para lograr mi propósito. El producto de la venta de esta, un porcentaje, se ha ido donando a fundaciones y grupos de apoyo en Colombia  a los que he escogido para aportar mi granito de arena a este propósito, y donde seré vocera al mundo entero para quien necesite de mi apoyo, aporte y colaboración.


Hoy, soy testimonio de vida, aprendí de los momentos difíciles y logré obtener grandes cosas positivas, que no existe un porque si no un PARA QUÉ, que con mi Fe y mi empoderamiento  logré utilizar mis herramientas para sacar el mejor provecho a todo mi proceso. Mi actitud es la mejor medicina para mi sanación y acá estoy más fuerte que nunca.  ¡¡Tu apoyo cuenta!!

“¡Somos más fuertes de lo que creemos!”
Stronger Than We Know!
Lorena LLano


Si quieres conocer más sobre el proyecto de Lorena, puedes seguir sus redes en:
STRONGER THAN WE KNOW (@strongerthanweknow) • Fotos y videos de Instagram

Tal vez te gustaría..