Testimonios

Rebeca

¡Hola a [email protected]!

Mi nombre es Rebeca, tengo 38 años, podréis encontrarme en las redes bajo el pseudónimo de @rebeca_purple o @cancer_escenario_principal donde cuento mis vivencias relacionadas con el cáncer. Soy de León (España) una pequeña ciudad llena de historia, situada al noroeste de la península, pero hoy no vengo a hablaros de la  historia de mi ciudad sino de la mía propia.

A los 34 años fui diagnosticada de Cáncer de mama ductal infiltrante de tipo hormonal, estadio III y con afectación de la cadena ganglionar axilar, ¡wuaaaau! Esto cayó encima de mí como un jarro de agua fría, yo que me creía eterna y venía de comerme el mundo. Recuerdo ese día a la perfección, la conversación con la cirujana la visualizo como el que ve una película, me sentí una espectadora de lo que estaba pasando y no la protagonista, de hecho a día de hoy me cuesta reconocerme en las situaciones que me ha tocado vivir.

Después de ese diagnóstico empezó mi periplo por el hospital de consulta en consulta, en dos meses tenía que irme a Argentina, llevaba toda mi vida deseando ir y hasta el último momento conservé la esperanza de cumplir mi sueño ese año, pero no pudo ser, al mes siguiente me operaron, la operación tuvo se posponerse 15 días por una infección, mastectomía radical y a los 3 días de vuelta a mi casa, me habían quitado un tumor de 6cm y 12 ganglios. Perdí más del 50 % de la movilidad de mi brazo, la cual, gracias al equipo de rehabilitación del Hospital de León, recuperé casi en su totalidad tras unos meses.

Pasado un mes de la operación tuve mi primera consulta con el oncólogo, gracias al cual hoy estoy escribiendo esto, ese mismo día me pusieron la primera de mis 15 sesiones de quimioterapia, no os voy a mentir fueron 6 meses duros, el cansancio, el dolor de uñas, los calambres, las heridas de la boca y una infinidad de efectos secundarios más, de los que no te hablan al principio que hacen de tu día a día un pequeño infierno. Las últimas sesiones empezaron a convertirse en un martirio, las  venas iban quemándose y no había manera de que las enfermeras pudieran pillar una a la primera,  me dolían tanto que a veces pensaban que se había trasvasado el tratamiento y tenían que chequear si refluía la sangre.

La quimioterapia pasó, como pasa todo en esta vida, me esperaban 28 sesiones de radioterapia en las que constantemente tenía que escuchar… bah, qué esto para ti después de todo lo que has pasado? Yo siempre respondía que precisamente por ese motivo no quería pasar por mas penurias, pero esto también pasó y comenzó mi relación con el tamoxifeno (en abril cumpliremos 3 años juntos), puedo describirla como una relación llena de altibajos y con todos los efectos secundarios que podáis imaginar, montaña rusa emocional, dolores de cabeza, de articulaciones, de huesos, ganancia de peso, pérdida de pelo… pero disminuye mi riesgo de recaída, que por mi edad, según mi oncólogo es grande y esa protección bien vale un poco de sufrimiento.

 

Fotografía cortesía de Rebeca

En Agosto de 2021 cumpliré mi cuarto año de vida extra y otros tanto arrastrando las secuelas de la quimio, las revisiones van saliendo bien, pero aún no he aprendido a gestionar el miedo que me genera el pensar, que quizá un día todo vuelva a cambiar y esa vez no me dará fuerza el desconocimiento porque ya sabré a que me toca enfrentarme, mientras seguiré bailando hasta que la luz se apague rodeada de la gente que me quiere.

Nunca me olvidaré del camino que he recorrido para llegar hasta aquí.

Si me lees y estás comenzando el proceso, recuerda que todo pasa, igual que pasa el tiempo y que yo, al fin pude viajar a Argentina, sin una teta, con muy poco pelo pero con una maleta llena de nuevos sueños por cumplir.

Mientras sigamos aquí continuaremos nuestra lucha a favor de la investigación, porque sin investigación no hay vida y de momento, al menos que yo sepa, a nadie le ha curado un lacito rosa.

Fuerza y valor compañ[email protected]

Fotografía cortesía de Rebeca

Si quieres saber más sobre Rebeca puedes visitar su IG: https://www.instagram.com/cancer_escenario_principal/

Tal vez te gustaría..