Entrevistas

¡Adiós a mi cabello!: Una entrevista con Raquel Salazar, fundadora de Bélier

Por muy fuertes que seamos, sin duda perder el cabello siempre tendrá un traumático impacto emocional en nuestra persona. Cada uno de los elementos, vistos como partes aisladas, que conforman nuestra corporalidad, forman parte de un universo simbólico asociado a construcciones de identidad y significados muy personales. El cabello es precisamente uno de estos elementos, y perderlo afecta la confianza y autoestima en nosotras mismas. Vernos en el espejo dolerá tanto que la aceptación de nuestra imagen puede convertirse en una tarea difícil de llevar a cabo.

Cada vez que vemos a una mujer con pañuelo en la cabeza, de inmediato pensamos que se encuentra en un tratamiento oncológico, y es que esa imagen es la representación indiscutible del cáncer, sin embargo, existen otras enfermedades que pueden provocar la pérdida del cabello y las cuales desconocemos por completo.

Por increíble que parezca, las personas que sufren alopecia, tienen que cargar con el estigma de la enfermedad y enfrentarse a la discriminación, pérdidas afecticas y despidos laborales. Incluso, hay mujeres que han sido abiertamente rechazadas por los demás bajo el concepto erróneo de que su padecimiento puede ser contagioso.

Vivimos en una sociedad donde una persona que no cumple con los estándares de belleza debe ser segregada. Las mujeres, que por una u otra razón han perdido el cabello, no sólo tienen que enfrentarse a la prejuiciosa exclusión de los demás respecto a su apariencia, sino a la constante discriminación de la que son víctimas. En este mundo, el valor de las personas gira en torno a su aspecto físico, y en el infinito intercambio comercial, una buena apariencia vale más que aquellas que se salen de la tradición canónica. Vales lo que reflejas. Eres lo que se ve. Y si llevas pañuelo en la cabeza es porque seguramente eres una persona improductiva que le está costando dinero al sistema, lo mejor es hacerte a un lado.

Es increíble que a finales de este siglo sigamos viviendo bajo estas dinámicas de señalamiento y segregación.

Y es así que Raquel entra en esta conversación. Ella es fundadora de Bélier, una marca ecuatoriana, de accesorios para mujeres que por una u otra razón han perdido el cabello, y que trata de mandar un mensaje de empatía para todas.

Debo decir que Raquel es una chica  sumamente comprometida. Su cordialidad y entusiasmo se refleja en su trabajo y en cada uno de los detalles que hacen de Bélier una marca solidaria. Estoy agradecida por su amabilidad y la manera tan afectiva y humana de su trato. Espero que esta pequeña charla les haga resonancia.

1. Muchas gracias, Raquel. Estoy feliz de poder conversar contigo. Primero, para conocerte: ¿Quién es Raquel antes de Bélier?
Raquel era una chica centrada en sus estudios (soy Ingeniera Agroindustrial y de Alimentos) que realizaba pasantías en cada empresa que le brindaba alguna oportunidad para aprender, cumplía con mis tareas y obligaciones académicas. Siempre planeando mi futuro y las maestrías que iba a realizar relacionadas a lo que estudie, disfrutaba mi vida al máximo, salía a fiestas, y era muy vanidosa… pero sobre todo: ¡súper obsesionada de los cabellos!

2. ¿Cómo fue que empezaste a perder el cabello? ¿Qué padecimiento te diagnosticaron?
Hace 14 años comencé a perder mi cabello, sin razón ni motivo. Se me caía en la parte de arriba y tenía muy marcadas las entradas, como la típica pérdida de cabello en hombres. Pasé por todo tipo de médicos y especialistas, decenas de tratamientos dolorosos y exámenes médicos sin tener ningún diagnóstico. Todas eran hipótesis de posibles causas, hasta que en agosto de este año, se me formaron unas moneditas típicas de alopecia areata. Los doctores me comentaron que lo que me había venido sucediendo estos 14 años seguía sin tener una explicación, pero al ver estas señales de alopecia areata tenía que volver a tratamientos invasivos para no perder totalmente el cabello. No acepté el tratamiento y estoy feliz con la decisión que tomé.

 

3. ¿Cómo lidiaste emocionalmente con esta dura pérdida?
Definitivamente es terrible, súper doloroso y mucho más, si eres mujer. Estoy totalmente de acuerdo que para los hombres puede ser difícil, pero considero que haber pasado por esto desde los 11 años no ha sido nada fácil, vivimos en un mundo lleno de estereotipos y estigmas mentales.

Un día me levanté y dije: ¡NO VA MÁS! Mis extensiones ya no tenían donde sujetarse, había intentado todo por años, y empecé a ver el cabello como un accesorio más. Sabía que el camino no sería fácil, pero lo había dado todo. De mi parte no había faltado.

Cada mañana y cada noche al verme al espejo sin maquillaje, sin pañuelos, sin pelo, me decía: ¡Eres guapa, eres más que pelo! El cabello no define quién eres. Trabajé en mí, en ayudar a otras mujeres a cada día enamorarse tal cual somos, agradecidas por lo que tenemos y no por lo que nos fala. ¡Conocer a mujeres que pasaban por lo mismo, definitivamente me ayudó!

4. ¿Qué te inspiró a crear tu propia marca de accesorios y cuáles han sido los retos a los que te has enfrentado?
No encontraba variedad de accesorios, ni suficientes opciones. Buscaba algo especial, algo diferente, algo combinable, para utilizarlo a diario o para ocasiones especiales. Entonces, así fue como empezó a nacer una idea, una alternativa que defina lo que siento, lo que quiero, lo que espero: la magia, la belleza.

Conozco gente que ha pasado por las quimioterapias o que tiene alopecia, y si bien yo no tengo una enfermedad diagnosticada, pasaba por las mismas cosas que ellas, por ejemplo, no encontraba una alternativa para ponerme en la cabeza.

Y es así como nació Bélier, un emprendimiento que busca que la sociedad modifique de alguna manera su forma de entender esta realidad, que vea normal la calvicie en las mujeres y que, si utilizamos un accesorio en la cabeza, no comiencen a estigmatizarte.

Los retos principales son los estereotipos, y la falta de conocimiento de la gente sobre la importancia de buenos tejidos para el contacto con la piel.

5. Ser víctima de discriminación es sumamente difícil. ¿Cómo te has repuesto ante los malos prejuicios y cómo les plantas cara para no dejarte caer?
Al comienzo de este proceso fue más difícil, la gente me confundía con musulmana o creía que tenia cáncer, y definitivamente las dos cosas me hicieron considerar muchos aspectos de la sociedad. Rechazo totalmente la discriminación, la xenofobia, el racismo y el regionalismo. Al representar a Bélier, considero que muestro más que la cara de una marca. Te enseño que no eres la única a la que se le cae el pelo, no eres una minoría y definitivamente no estas sola: eres fuerza, eres ejemplo y tienes una historia. Salgo a la calle convencida de que estoy orgullosa de quien soy, y de lo maravilloso que es no ser igual al común denominador, estoy convencida de que la gente que comenta y mira raro no soportaría vivir con algo como esto. Cuando la gente me pregunta porqué no tengo pelo, les cuento mi historia y hago que se den cuenta de lo importante que es la empatía y cuánto puede afectar a la vida de una persona un comentario o una mirada.

6. Todos los proyectos que se hacen con cariño y dedicación traen grandes satisfacciones. ¿Qué logros de Bélier celebras?
Una frase que me gusta mucho es la de Tim Brown: “Lo primero que se necesita para innovar es estar inspirados y la inspiración comienza con la empatía.”

Bélier definitivamente tiene amor detrás de cada accesorio, y está pensado para cada necesidad que se presenta cuando no tienes cabello. Celebro cada sonrisa y cada agradecimiento de mis clientes. Soy feliz al ver que mujeres sin cabello se sienten bien y seguras con su aspecto. Bélier es mucho más que una marca de accesorios, Bélier es una representación de que sÍ se puede ser feliz siendo diferente, que los estereotipos son netamente mentales. Debemos combatir a los estereotipos con hechos y definitivamente la educación es la clave para erradicarlos.

7. Para muchas personas la palabra “calvicie” es impronunciable. ¿Qué les aconsejas para que puedan liberarse y decirla sin miedo ni vergüenza?
Para mi la palabra “calva” me marcó desde mi adolescencia. Es una palabra que me costó aceptarla, considero que es fuerte y conlleva de un proceso del que cada uno es dueño- Después de 14 años, yo puedo decir que soy calva, que tengo una cabeza perfectamente redonda, que brilla con luz propia y que muestra mucho más de lo que creen.

Deja de huir, deja de negarlo y hazte amigo de tus miedos, afronta este término como una oportunidad y mírale siempre lo positivo a lo que te sucede. Y repito: ¡Yo sé que es difícil! Todo lleva tiempo…


8. ¿Cómo te ha afectado la pandemia y cómo has logrado mantener a flote tu proyecto?
La pandemia nos ha dificultado con la llegada a hospitales oncológicos y fundaciones, debido a que estos grupos son de alto riesgo, y definitivamente en este caso el hablar personalmente y enseñar cada accesorio es mucho más útil.

De igual forma, la pandemia interrumpió el día de nuestro lanzamiento, pero nos encontramos trabajando en nuevas herramientas electrónicas.

9. ¿Qué deseas para Bélier el próximo año?
El próximo año quiero que sea el año en el que Bélier despegue. Estamos trabajando para comenzar el 2021 con muchas cosas nuevas, deseo que más personas tengan acceso a estos accesorios, mujeres hombres y niños.
¡De corazón deseo que el 2021 tenga una línea dedicada a niños y niñas! Estamos conscientes de que lo necesitan y seguiremos trabajando por ello.

10. ¿Qué palabras de ánimo podrías compartir con nuestras lectoras?
¡Vida solo hay una! Muchas veces no entendemos porqué nos pasan cosas que a los otros no, y siempre nos cuestionamos:¿Por qué a mí? Nos ahogamos en un vaso de agua, sin darnos cuenta que la muerte es lo único que no tiene solución. Nos comparamos con el resto, y vivimos pendientes del que dirán. Definitivamente, cada prueba que te pone la vida es por algo, todos tenemos un propósito en la vida, y estoy segura que la mayoría de nosotros tiene como propósito el ayudar a alguien más. Seamos empáticos, pensemos siempre en los demás y sobre todo, siempre ayudemos al resto. Les aseguro que no hay sentimiento más increíble que sentir que alguien más es feliz por algo que tú hiciste por esa persona. Tengamos claro que no son sólo cosas materiales, es cada palabra, cada gesto que te llena y te hace saber que no estás solo.

Somos seres pasajeros, dueños de nuestro destino, enfoca tu vida en ser luz y brillar con el resto… ¡Brillemos juntos!


Si quieres conocer más de Raquel y su proyecto de Bélier, puedes visitar su IG: https://www.instagram.com/belier.ec/

Marshiari Medina / México

Es sobreviviente de Cáncer de Mama Triple Negativo, 3C.
Estudió Letras Inglesas en la UNAM. Es directora editorial de Teresa Magazine y Revista Karkinos, escritora y traductora.

Tal vez te gustaría..